En nuestros años de experiencia como audioprotesistas, hemos encontrado una infinidad de trucos publicitarios, mentiras, estafas, etc. México lamentablemente es un país donde abunda la corrupción y los auxiliares auditivos no son la excepción.

En la oficina mientras esperaba a un paciente, navegaba Internet y llegué a una página en la que venden “Auxiliares auditivos”.

¡MADRE MÍA!

Leí una cantidad barbaridades y datos erróneos impresionantes. “Pobre de la persona que se crea lo que dicen ahí”, pensé. La publicidad que manejan es buena, pero los conocimientos técnicos son en mi opinión, muy deficientes. Te lo venden de una forma muy atractiva, pero en un par de meses tu adquisición terminará siendo sólo un carísimo pisapapeles.

Los “auxiliares” de esa página usan marcas dudosas de amplificadores y de muy baja calidad, con los que muchos pacientes han reportado problemas: se les descomponen a los pocos meses, tienen una calidad de sonido muy baja y no se pueden reparar.


En mi opinión profesional, con varios años de experiencia trabajando y analizando equipos de distintas compañías, yo no recomiendo las marcas Invisi Ear, Ear Max y Axon (entre otras). A simple vista pueden parecer auxiliares auditivos reales, aunque un poco más grandes y con un diseño más tosco y sencillo. No obstante, la infinidad de equipos de estas marcas que yo he visto, están construidos con un plástico de muy baja calidad, y no tienen la posibilidad de ajustarse ni de colocarles un molde anatómico al oído, a parte de otras razones técnicas por las cuales un especialista nunca recomendaría este tipo de equipos.

Aquí una pequeña reseña de los errores encontrados:

Axon aparatos para sordera que no sirvenaparato para sordera que no sirve

 

Video de amplificadores de baja calidad

¡Cuidado!

 

1.- Se promociona un procesador digital (microcomputer) como si fuera lo último en tecnología.

A estas alturas la mayoría de los auxiliares auditivos  son digitales y tienen micro-computadoras, hasta los juguetes para los niños usan microchips. Por el precio de estos aparatos, usan un circuito muy básico, digno de un juguete. Nada que ver con los procesadores Velox de Oticon o la plataforma Belong de Phonak (no, estas marcas no me patrocinan ni me pagan promoción alguna, simplemente reconozco su alta calidad en el mercado de auxiliares actual en México).

2.- «…diseñado especialmente para personas con pérdida de audición grave, severa o profunda»

Según las especificaciones que proporcionan en esa página (las cuales carecen de una verdadera hoja de datos técnicos), la ganancia máxima que producen es 52 dB ¡ESTO NO ES PARA UNA PERDIDA PROFUNDA! Si acaso ayuda en pérdidas medias y algunas severas. Y tampoco nos dicen en qué estándar está medido, ya que puede ser en acoplador 2cc o en simulador de oído, los cuales producen valores diferentes.

3.- «Duración de la batería hasta 24 horas continuas».

Los pacientes con este tipo de aparatos nos reportan duraciones de entre 6 y 9 horas  (en el mejor de los casos).

4.- Descuentos falsos

Por ejemplo, esa página anuncia auxiliares Siemens Lotus en $15,900 pesos mexicanos, y te hacen un descuento de $8,000 pesos, ¿Se lo creemos?. Estos auxiliares Siemens Lotus son los únicos auxiliares auditivos decentes que encontré en esa página, los cuales en el mercado no exceden los $7,000 pesos en su precio real.  Incluso nosotros los hemos manejado a un precio de entre 4 y 6 mil pesos, incluyendo la adaptación y seguimiento de un profesional.

¿Qué tal que decimos que el equipo cuesta 70 mil?, y luego te hacemos una rebaja mágica de 60 mil pesos, y aun así te saldrá caro.

5.- «Discreto, tan pequeño que no se ve»

Enorme mentira, al ser tan económicos estos aparatos, sus componentes son muy grandes y no son diseñados a medida del paciente, haciendo que se noten bastante, son mucho más grande que otros auxiliares auditivos de la misma potencia. ¡Son hasta un 200% más grandes!

6.- «Revolucionario… de lujo…con la última tecnología»

Sí, seguramente la última tecnología … de hace 10 años. Estos amplificadores de baja calidad no llegan ni a una décima parte del poder de procesamiento de un auxiliar auditivo recomendable. ¿A qué le llamarán “de lujo”? Si tienes alguna idea puedes escribirnos en los comentarios, porque de lujo no tienen nada.

7.- «Podrá percibir hasta la caída de un alfiler»

Lo increíble de los verdaderos auxiliares auditivos es la capacidad de transformar el sonido de acuerdo a lo necesario, ni más ni menos. Las personas que escuchamos bien, difícilmente escucharíamos un alfiler caer; mucho más difícil será que lo escuche una persona con pérdida auditiva. Si se amplifica para que esta persona oiga a 20 metros un alfiler caer (como aseguran), se dañará lo poco que queda de audición, ocasionando una pérdida inducida por ruido.

A parte de éstas, hay muchas razones más (al menos 20) por las cuales no se recomienda adquirir estos dispositivos de baja calidad. De momento no mencionamos estas razones pero próximamente haremos un video explicándote esto. Si el problema es la economía, una buena alternativa son los auxiliares seminuevos de buenas marcas.

De todos los aparatos en esta página, solamente 3 modelos eran realmente auxiliares auditivos, de gama baja (básicos), los venden a un precio muy elevado y sin seguimiento profesional.

Pero esto es común en sitios de dudosa procedencia; es la técnica de venta: aquí entra la ética como profesionales y es nuestro deber informarte de estos trucos que utilizan muchos negocios.

Recomendación: Compara precios y calidad, a veces lo barato sale caro, asegúrate que te asesore un profesional capacitado y de tu confianza.

Facebook Comments